top of page

"Aislamiento térmico: cumpliendo normativas de eficiencia y sostenibilidad"

Actualizado: 27 mar 2023

"Descubre cómo el aislamiento térmico no solo mejora la eficiencia energética y la comodidad, sino que también ayuda a cumplir con las normativas y promueve la sostenibilidad a largo plazo".


Los aislantes reflexivos son una solución para mejorar el aislamiento térmico de los edificios, y aunque llevan más de 30 años en el mercado, hasta hace poco no había una normativa que permitiera caracterizarlos adecuadamente. Sin embargo, desde hace más de 3 años, los organismos oficiales europeos han redactado las normas de producto y ensayos para los aislantes reflexivos.

Situación normativa actual de los aislantes termicos reflexivos


En la actualidad, el Comité Europeo de Normalización (CEN) cuenta con tres grupos de trabajo dedicados a la redacción de las normas de productos y ensayos para los aislantes reflexivos. La norma de producto Pr EN 16863 define las características esenciales del producto y cómo se deben declarar, mientras que las normas de ensayo (UNE-EN 16012 y futura norma de ensayos In-Situ) establecen los procedimientos para evaluar y determinar dichas características. El proyecto de norma Pr EN 16863 ha pasado la fase de encuesta pública y una vez que sea publicada en el Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE) se considerará "armonizada" y de obligatorio cumplimiento. Por lo tanto, será posible incorporar los aislantes reflexivos a los proyectos de construcción para cumplir con las exigencias del CTE DB-HE.

La normativa establece los requisitos técnicos para los materiales de aislamiento térmico, incluyendo los aislantes reflexivos. Estas normas proporcionan una base para la evaluación de la calidad del producto, y permiten a los proyectistas y técnicos incorporarlos a sus proyectos de construcción para cumplir con los requisitos del CTE DB-HE.

Los aislantes reflexivos deben cumplir con la normativa Europea EN 16012, que establece las características técnicas de los aislantes reflexivos, incluyendo su resistencia térmica, permeabilidad al vapor de agua y la durabilidad. Además, también deben cumplir con la normativa EN 12667, que establece los métodos de ensayo para la determinación de la conductividad térmica de los materiales aislantes, incluyendo los aislantes reflexivos.

UNE-EN 16012: Aislamiento térmico en la edificación. Productos aislantes reflexivos. Determinación de las prestaciones térmicas declaradas.


En 2013 se estableció como norma Española la norma europea UNE-EN 16012. En esta se define claramente cómo tienen que ensayarse en laboratorio los aislantes termicos reflexivos. Establece entre muchas otras características determinar los valores declarados de Resistencia Térmica (R) Intrínseca (sin cámara de aire asociada), Resistencias Térmicas con 1 o 2 cámaras de aire asociadas y las emisividades de sus caras externas

Futura norma de ensayo In-Situ – Condiciones Reales – (WG13)


Existen diferentes métodos para ensayar los productos aislantes, como los ensayos en laboratorios que permiten comparar los productos de manera convencional. Sin embargo, estas condiciones de laboratorio son muy diferentes de las condiciones reales de uso, como la humedad, temperatura, radiación solar, viento y cambios de temperatura, que pueden disminuir la eficacia de los productos aislantes en hasta un 40%. Por lo tanto, es importante complementar las prestaciones declaradas determinadas en laboratorios con las prestaciones medidas In-Situ, para proporcionar información completa a los técnicos y usuarios finales. Aunque ya existen laboratorios acreditados en la Unión Europea para llevar a cabo estos ensayos en condiciones reales, actualmente se está redactando una norma para estandarizar este proceso.

Es importante destacar que los aislantes reflexivos ofrecen una alta eficiencia energética, ya que limitan la transmisión de calor por radiación y reducen la ganancia de calor en verano. Por lo tanto, su uso en construcciones puede mejorar significativamente la eficiencia energética de los edificios y contribuir a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

Los aislantes reflexivos son una solución efectiva para reducir la transferencia de calor en los edificios. Existen varios tipos de aislantes reflexivos en el mercado, que se clasifican en función de si sus caras son paralelas y si son compresibles o no.

¿Cómo funcionan los aislantes reflexivos?


Los aislantes reflexivos funcionan mediante la reflexión de la radiación infrarroja emitida por el cuerpo caliente. Esta radiación es reflejada de nuevo hacia el cuerpo, evitando que se disipe en el medio ambiente. Los aislantes reflexivos pueden ser de diferentes tipos y se clasifican según sus características, como la presencia de burbujas o espumas de polietileno encerradas entre capas de aluminio, o la utilización de una combinación de materiales multicapa con baja emisividad y productos aislantes como la guata, espuma o fibras naturales. Los aislantes termicos de aluminio multicapas son más eficientes para ofrecer altos niveles de aislamiento que los productos a base de burbujas o espumas.

Por su diseño y forma de colocación entre 1 o 2 cámaras de aire, los aislantes reflexivos provocan que la transmisión de calor a través del cerramiento se produzca principalmente por radiación, limitando los otros modos de transmisión, conducción y convección. Los films de baja emisividad, dependiendo de su emisividad ε, son capaces de reflectar hasta un 95% de todo el calor transmitido por radiación, hacia el interior de la vivienda en invierno y hacia el exterior en verano.
En términos técnicos, la capacidad de los aislantes reflexivos para reducir la transferencia de calor por radiación se debe a la propiedad de la emisividad, que indica la capacidad de un material para emitir energía en forma de radiación. Los aislantes reflexivos utilizan materiales de baja emisividad para reflejar la radiación solar y evitar que penetre en el edificio, reduciendo así la cantidad de calor que se transfiere a través del cerramiento.

Los aislantes reflexivos son una solución efectiva para reducir la transferencia de calor en los edificios, y existen varios tipos en el mercado con diferentes niveles de aislamiento. Su funcionamiento se basa en la reflexión de la radiación solar, principalmente a través de la emisividad de los materiales utilizados.

Importancia de aislamiento termico


El aislamiento térmico reflexivo contribuye significativamente a la mejora de la sostenibilidad y la mejor conservación de los recursos naturales. Al reducir la demanda de energía necesaria para mantener la temperatura en un espacio interior, se reduce la cantidad de combustibles fósiles y otros recursos energéticos utilizados para generar la energía necesaria para el funcionamiento de los sistemas de calefacción y refrigeración.
Además, el aislamiento térmico también puede ayudar a reducir la emisión de gases de efecto invernadero, lo que contribuye a mitigar el cambio climático. El aislamiento térmico no solo proporciona beneficios en términos de eficiencia energética y comodidad, sino que también tiene un impacto positivo en el medio ambiente y en la sostenibilidad a largo plazo.


5 ventajas del aislamiento térmico:


Reduce la pérdida de energía y disminuye los costos de calefacción y refrigeración.

Mejora la comodidad al reducir los cambios de temperatura y humedad en el interior.

Protege contra la condensación y la formación de moho, lo que puede ser perjudicial para la salud.

Reduce el ruido exterior y mejora la calidad acústica del interior.

Contribuye a la sostenibilidad y la conservación de los recursos naturales al reducir la demanda de energía.


Correcta Instalación de los aislantes termico reflexivos, para lograr su máximo rendimiento.


La instalación de los aislantes termicos reflexivos se realiza principalmente en conjunto con 1 o 2 cámaras de aire para lograr su máxima eficacia termica. Recientemente, han surgido en el mercado aislantes reflexivos que cumplen con la norma UNE EN 16012 con una Resistencia Intrínseca, lo que significa que no requieren de una cámara de aire cercana y poseen una conductividad inferior a 0,024 W/m.K con un espesor de 45 mm.

Estos aislantes termicos no solo son útiles para aislar puentes térmicos, sino que también pueden ser empleados en cubiertas, buhardillas, desvanes no habitables, entre tabiques palomeros y cerramientos verticales, cumpliendo con los reglamentos térmicos más exigentes en Europa.


6 pasos necesarios para una correcta instalación de aislamiento térmico reflectivo de aluminio:


Preparación de la superficie: la superficie donde se va a instalar el aislamiento debe estar limpia, seca y libre de polvo y grasa. Cualquier imperfección en la superficie debe ser reparada antes de la instalación.

Medición y corte: el aislamiento térmico reflectivo de aluminio debe medirse y cortarse según las dimensiones de la superficie a cubrir. Se debe asegurar que se corta de manera precisa para un ajuste perfecto.

Instalación del aislamiento: el aislamiento se debe colocar en la superficie elegida y se debe asegurar que se ajuste correctamente. Si se necesita, se pueden utilizar grapas o cinta adhesiva para fijar el aislamiento en su lugar.

Sellar las juntas: todas las juntas deben sellarse adecuadamente para evitar la entrada de aire o humedad. Se puede utilizar cinta de aluminio como sellador para las juntas.

Crear una cámara de aire: se debe crear una cámara de aire entre el aislamiento y la superficie aislada. Se puede lograr esto utilizando un espaciador o listón de madera para mantener el espacio requerido.

Finalización: una vez que se ha instalado todo el aislamiento, se debe revisar todo el trabajo para asegurarse de que se ha hecho correctamente. Se deben reparar cualquier irregularidad y limpiar el área de trabajo antes de completar la instalación.

Conclusión:


Durante más de tres décadas, los aislantes reflexivos han experimentado una evolución continua para satisfacer las demandas actuales en términos de eficiencia energética. Su estandarización y caracterización perfecta les permite ser incorporados en proyectos de construcción y rehabilitación que cumplen con los criterios más exigentes en eficiencia energética.

Gracias a su espesor reducido, los aislantes reflexivos pueden ser instalados en sistemas de aislamiento que son hasta un 40% más delgados que los aislantes gruesos tradicionales, manteniendo el mismo nivel de ahorro energético. Por lo tanto, son una solución ideal no solo para la construcción de edificios nuevos, sino también para la rehabilitación, donde el espacio es escaso y es importante maximizar la superficie y el volumen habitable sin comprometer la eficiencia energética. Es Importante destacar la necesidad de contar con productos de alta calidad y con un equipo de profesionales capacitados para llevar a cabo el proceso de instalación.

En este sentido, la empresa Optimer System en Madrid, España, se destaca por ofrecer soluciones de aislamiento térmico reflexivo de alta calidad, cumpliendo con los estándares y regulaciones más exigentes en Europa. Se recomienda encarecidamente a los usuarios finales y a los profesionales del sector de la construcción considerar la utilización de productos de Optimer System para garantizar una adecuada protección térmica y un ahorro energético efectivo.

Optar por productos de alta calidad y contar con un equipo de profesionales capacitados en la instalación es clave para lograr los resultados deseados en términos de aislamiento térmico y ahorro energético.

"Optimer System: líderes en soluciones de aislamiento térmico para cumplir con las normativas de eficiencia energética y promover la sostenibilidad en tus proyectos de construcción y renovación".




257 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page