Si vives en climas fríos y húmedos, y además tus cañerías están especialmente expuestas a estas duras condiciones meteorológicas (como ocurre en muchas casas bajas, chalets o dúplex), el post de hoy te resultará crucial.

Mantener tus tuberías aisladas de las bajas temperaturas te garantizará un invierno tranquilo y sin sustos como reventones por congelación del agua que contienen, una avería muy habitual entre diciembre y marzo cuya reparación puede salirte muy cara.

¿Qué hacer para evitar que se congelen tus conductos de agua?

Los sótanos y partes externas de la casa suelen contar con ellas, y son las principales candidatas a quedarse tiesas de frío y darte más sustos.

Aislar estas cañerías es fundamental, para lo cual te presentamos nuestro kit de aislamiento de tuberias fabricado con nuestro aislante reflexivo Polynum SUPER (aluminio+burbuja+aluminio).

Rollo de 10 m de largo x 8 cm de ancho de Polynum Super de 4 mm de espesor. Se suministra con un rollo de cinta adhseiva de doble cara de 10 m.

La forma de instalar o colocar es muy rápida y fácil.

Limpiar la superficie de la tuberia con un paño seco y secar.

Pegar la cinta adhseiva doble cara por toda la superficie de la tuberia a aislar.

Ir envolviendo o enrollando como una venda en un brazo, el aislante Polynum Super, montando 1 cm una vuelta sobre otra.

Con esto dejamos perfectamente cerradas la juntas de unión, evitando las condensaciones y posibles roturas de las tuberias por congelación.

Valido para cualquier tipo de tuberia, metalica, pvc, polietileno, polipropileno etc etc…